Stacks Image 10
Siervos Reparadores
del Corazón Eucarístico
de Jesús

Por la Instauración de todas las cosas en Cristo

Retiros y Dirección Espiritual
Consideraciones previas en General
En el apartado LA OBRA se habla del segundo fin que nos mueve, el cual es ayudar a los bautizados a descubrir la voluntad de Dios en sus vidas para adherirse a ella sin reservas, y así reformar las costumbres y colaborar a la instauración de todas las cosas en Cristo.
Para lograr esto se utilizan diversos medios. Algunos tienen un alcance general, como son los escritos, cursos, etc. Otros medios, en cambio, se relacionan con los bautizados en particular y de modo personal. Estos son los Ejercicios Espirituales, los Retiros, y la Dirección o Guía Espiritual.
Los Retiros y los Ejercicios Espirituales
Estos medios suponen un apartamiento de la persona de su lugar habitual de vida. Este apartamiento tiene como finalidad el crear un ámbito propicio para considerar con más detenimiento ciertas cuestiones importantes de la vida que, en general, por estar insertos en las exigencias de lo cotidiano de la vida, no se suelen tratar adecuadamente.
Quien desea realizar esto se acerca a nuestra Casa Religiosa y habita los días seleccionados en alguna de las Hospederías. La estadía no tiene costos. Es importante reservar con anticipación el lapso deseado, ya que la posibilidad de acercarse depende de la disponibilidad del lugar.
Un Retiro en nuestra Casa supone simplemente el dedicar unos días al silencio y a la meditación. Puede la persona pedir algún material apropiado, o incluso plantear al Director cuestiones personales que
Stacks Image 1148
quiere considerar, para tener una guía conveniente. Es un retirarse del lugar habitual de vida para pensar mejor o simplemente descansar.
Stacks Image 1152
Los Ejercicios Espirituales, si bien suponen también un retiro -un retirarse del lugar y ambiente habituales-, sin embargo no son solamente eso, ya que durante ese retiro el ejercitante recibe una serie de charlas con indicaciones que debe considerar, meditar o contemplar. De ahí el nombre de Ejercicios, porque a semejanza de los ejercicios físicos, aquellos hacen uso de las potencias del alma para sacar provechos espirituales, que suponen principalmente el ordenamiento de la propia existencia hacia el fin para el cual fue creada la persona humana.
Estos Ejercicios se realizan en nuestro caso de modo personalizado: cada persona recibe del director de los Ejercicios las charlas según lo estipulado por San Ignacio de Loyola, pero también se tienen en cuenta
inquietudes o necesidades que la persona que se ejercita pueda tener.
La Dirección Espiritual
Este medio se considera sumamente conveniente para todo bautizado. Y en nuestra Obra este oficio es especialmente cuidado. De aquí la formación que se recibe y el modo de vida que se lleva, que favorecen el conocimiento y la profundización del misterio de Dios, de su Obra, y del designio que tiene sobre los mortales.
Lo dicho hasta aquí, unido al anhelo constante de vivir el Mandamiento Nuevo del Señor, lleva a quien se dedica a este oficio a desear plasmar en el bautizado la imagen verdadera y restaurada de Cristo. El fin es que el bautizado alcance las cimas de santidad a la cual está llamado. Y este medio de la Dirección Espiritual, lo consideramos especialmente eficaz para ello.

Si tienen alguna inquietud al respecto de estos temas de Retiros, Ejercicios Espirituales, o la Dirección Espiritual, y desea planteárnosla, puede utilizar el botón que se encuentra a la derecha. En breve le responderemos. Muchas gracias.